FECHA DE CADUCIDAD EN HEMBRAS - Aviantecnic, tienda online ornitología, productos, comida y accesorios para aves

FECHA DE CADUCIDAD EN HEMBRAS

 

Imagen 16

¿Tienen las hembras fecha de caducidad reproductora? ¿Cuántas temporadas de cría puedo y debo mantener a una hembra? ¿Qué hembras son mejores desde el punto de vista sanitario? ¿Por qué una hembra que la temporada pasada crió muy bien esta temporada lo ha hecho mal?

Éstas son algunas de las preguntas que se hacen los criadores muy a menudo y cuya respuesta tendrían que saber. En ésta entrada os hablamos de cuanto tiempo debemos mantener las hembras y por qué, así como otras tantas preguntas que a veces nos traen de cabeza.

Para poder entender cuánto podemos criar con una hembra, debemos de hacer un repaso por la fisiología de la hembra. Las aves hembra poseen un número reducido de folículos o óvulos que son los que darán a la formación del huevo. Generalmente el número de folículos es variable dependiendo de la especie y, sobretodo, de la selección genética. Las gallinas suelen tener entre 400-500 folículos, mientras que nuestras aves de jaula poseen generalmente entre 40-80 folículos. A diferencia de los machos que producen espermatozoides continuamente dentro de su edad fértil, en las hembras no se producen nuevos folículos por lo que estos llegan a agotarse y, por tanto, la hembra llega a terminar su etapa fértil (podemos comparar lo que le ocurre a las hembras de las aves a la menopausia de las mujeres). Por ello una hembra que agote sus folículos dejará de ser una hembra útil para la reproducción en las siguientes temporadas de cría.

De la fisiología de la hembra podemos llegar a deducir por tanto que una hembra que haga de 3-4 puestas por temporada a una media de 5 huevos, habrá puesto cerca de 20 huevos por temporada de cría. Por lo que tras dos-tres temporadas de cría, nuestra hembra estará cerca de agotar los folículos que posea. Esto explica que algunas hembras de sobreaño que la temporada anterior criaron muy bien hagan puestas de 1-2 huevos o no lleguen a poner o, incluso, que hembras que compramos de sobreaño no pongan (el criador las ha exprimido al máximo utilizándolas de ponedoras).

Sin duda las mejores hembras reproductoras son las de segunda temporada de cría. Por un lado tienen un sistema inmunitario fuerte y adaptado a la gran mayoría de las enfermedades típicas de nuestros pájaros, y por otro las aptitudes maternales están mucho mejor desarrolladas. Además ya podemos saber el potencial genético que tienen al ver su descendencia de la temporada anterior.

Y por último, algunas hembras tienen aptitudes maternales extrañas tras tener una temporada de cría anterior magnífica. Generalmente esto se debe a que estas hembras hacen la muda más tardía o en malas condiciones, lo que deriva en multiples patologías que sobretodo tienen una índole infecciosa.

Resumiendo, nuestra recomendación es por tanto no utilizar hembras de más de dos temporadas de cría por diversos motivos:

1.- Si las dos temporadas de cría han sido buenas con muchos huevos puestos podemos llegar a tener la hembra al límite de sus folículos.

2.- La hembra que no ha sido buena la segunda temporada de cría no es una hembra apta para conseguir una línea genética prolífica.

3.- Mantener hembras de más de dos años produce un retraso en la selección genética del aviario. Debería ser sustituida por una hija con mejores cualidades como mínimo fenotípicas.

4.- Las hembras viejas son más propensas a ser portadoras de enfermedades contagiosas y además el sistema inmunitario es más débil.

5.- Una hembra retirada por un criador es porque al criador no le funciona o cree que no va a hacerlo la siguiente temporada de cría.

¿Y tú que opinas? ¿Cuales son tus experiencias con hembras de más de 2-3 temporadas? Tu experiencia nos importa.

 



WhatsApp